El Todoterreno Integracionista


Un paseo didáctico integracionista

 El ser humano, por naturaleza, busca saber de las cuestiones del mundo y cuando tiene que salir de algún atolladero es porque ha sido pillado por una situación compleja y hasta impredecible. La especialización de saberes deja inválidos a muchos seres humanos porque han quedado truncados en áreas imprescindibles del conocimiento.

El día miércoles 27 de mayo del 2015, hemos saltado a una fase más directa de Integracionismo con la gente, nuestros hermanos, con los que compartimos un hábitat maltratado y bajo riesgo en la ciudad llamada la Heroica, la ciudad de Paysandú, que sigue en transformación,  con una urgente demanda de criterio así como avidez de conciencia y verdad.

Con las firmes convicciones de apostar por el ser humano ante las sombras que generan otros seres humanos y el destino irrevocable del bien pensar y el bien hacer, hemos puesto en práctica este estudio de campo en el quehacer social, en lo que hoy llamamos el SER TODOTERRENO EN ACCIÓN SOCIAL Y DEMOCRACIA VERDADERA.

Por eso, inflamados por el espíritu filantrópico  de los antiguos griegos, sin otra bandera que la dignidad de la causa, sin más apuro que la urgencia social, sin más escudo que nuestra verdad… golpeamos algunas puertas y tocamos algunos corazones que, en una corta salida casa por casa, significaron mucho para nosotros:

La población no está dormida ni mucho menos, está un poco disociada, un poco desorientada, un poco desordenada…Pero está viva y sabe, presiente que el sistema está lleno de trampas…Y esto es la confirmación de que el trabajo que nos espera también espera por nosotros, que inherente, ligado, enquistado en el siguiente paso evolutivo en masa, está el pensamiento integracionista desde hace tiempo aleteando ese ritmo hacia una humanidad feliz y madura, coherente a la experiencia y a las más modernas interpretaciones y lecturas de la naturaleza.

Me permito aclarar, que la escuela integracionista menciona lo que la persona todoterreno sería: El sabio integracionista podría salir en cualquier dirección seguro de poder solucionar los problemas de muchas personas y sean estos de cualquier naturaleza. La preparación de un maestro integracionista es tan completa que le permite tomar consciencia de cualquier situación y hacer lo que mejor conviene a todos.

La propuesta

Hemos escuchado y repetido mil veces que el número no es lo más importante. Pero en el caso de los damnificados por el sistema de vida imperante representamos una población muy importante, diría yo que total, pero los que somos víctimas indirectas del Estado de la Cuestión o “estado de las cosas” somos “el pueblo”, los que habitamos el territorio, nos desempeñamos en él y criamos nuestros hijos dándole forma al paisaje y sentido a la vida.

Como pueblo debemos comprender que nos hacen y tratan como perdedores. Porque en la balanza de lo que ganamos y lo que perdemos siempre nos va muy mal.

Perdemos como consumidores de productos contaminados con químicos, artículos innecesarios que nos esclavizan, perdemos la productividad de la tierra con los monocultivos, la erosión con las forestales, perdemos con la explotación obrera y la violencia contra la naturaleza.

Proponemos mayor incidencia popular, educación en temas del pueblo como lo son la defensa de nuestras divisas, del ambiente, de los derechos…proponemos dejar ciertas rutinas, cambiar la moto por bicicletas, hacer tu quinta orgánica, difundir la participación en el quehacer político.

Proponemos encontrarnos en espectáculos, ponencias, marchas…Denunciar los grandes crímenes contra la especie, cultivar el honor y las virtudes más variadas como el tesoro y herencia para nuestros hijos.

Ayudamos a organizarnos, a orientar hacia la cultura, a rendir exámenes, a preparar proyectos y organizar movidas, toques, en la línea del arte y la filosofía, sugerimos el ajedrez, el deporte y la literatura así como la música y las artes plásticas como formas de expresar un sentimiento o una idea, una realidad o una fantasía…

Así es como escuchamos las estadísticas aunque vayamos por esas minorías aun conscientes para que nos ayuden en la dura tarea del despertar colectivo, del sacudón al alma, de hacerles desprender la mirada de vídeo juego, de la PC, del recibo de sueldo, de la moda y otras “drogas” y dependencias del sistema global.

¿Sacar la mirada de ahí para ver qué y dónde?

Mirar a tu lado, mirar en tu interior, mirar con panorámica la realidad social en el planeta, la estela de los acontecimientos históricos que han llevado a que ahora pase lo pasa porque…desde la mirada integracionista el pasado es un bloque con el presente y el futuro, dicho de otra forma, el pasado está siempre.

Bitácora del recorrido y anécdotas

Como la idea integracionista también se plasma en la quinta orgánica que cultivamos desde hace años decidimos salir con un producto llamado “tierra de compost” con altas proporciones de humus y materia orgánica, especial para concientizar en el uso de abonos naturales y ofrecer una instancia de colaboración y trueque en la línea Ser todo terreno.

Los protagonistas y exploradores  fuimos, quien les escribe y nuestra amiga y colaboradora Jessica Rodríguez, quien armada de volante y carpetas, caminó a mi lado atenta a su vez a seguir evolucionando en su aspiración a maestra integracionista, en este primer paso del paratodoterreno.

A mí me tocó, en síntesis, el trabajo bruto, cargaba la carretilla con este material exquisito, sazonado por al menos 5 años de estacionamiento, en  un lugar húmedo, donde todas las hojas del banano, las cortadas de césped, las podas de los árboles, los desperdicios orgánicos de la cocina, carretillas enteras de guanos de ave y de vacunos y equinos, todo ellos cernido luego en zarandas es el trabajo que lleva este biofertilizante, tierra de hoja, abono natural que intercambiamos por un gesto de ayuda al movimiento.

El peso, sin embargo, no es para una mujer ni para una persona débil, se hace más notorio luego de algunas cuadras, por eso me resistí hasta casi el final a intercambiar las cargas.

La tarde estaba hermosa, el río y el sol se filtraban en haces de luz casi mágica mientras un viento otoñal traía mensajes de alegría dorada y melancólica.

Tomamos dirección norte sur, por calles de la Zona Industrial, la idea era alcanzar la costa del río y abordar a la gente con nuestra propuesta. Supongo que nos veíamos como personas cordiales porque fuimos bien recibidos en todas las oportunidades.

Las entrevistas   

El primer encuentro fue sorprendente. Lo digo porque es casi una rutina esperar el choque entre la estructura mental del otro con la parte quizá osada de la propuesta, la parte innovadora, la oferta del trueque, la exposición de los objetivos…sin embargo pareció como si este joven hubiera estado asistiendo a nuestras clases, leyendo nuestro blog, braceando a nuestro lado por la dignificación del ser humano en un contexto hostil como lo es el presente urbano.

Gerard estaba, como muchos de nuestros entrevistados posteriormente, en una actividad, haciendo algo que le imponía atención…nos pidió un minuto y casi puntualmente asomó y absorbió con naturalidad y agrado el mensaje de presentación y, tras unas pocas palabras, nos pidió dos medidas de tierra para mostrarnos esa llama de solidaridad y vida que salimos a buscar:

Compatibilizaba con la necesidad de oportunidades y de hacer el futuro con conocimiento y fuerza emprendedora. Sin duda de ascendencia francesa, este joven estudiante, también se abre camino en el rubro de la pastelería.

¿Cuántas veces tenemos la solución en nuestro barrio, la persona idónea para determinada función, oficio, profesión o trabajo y no lo sabemos?

¿No sería viable acaso lograr un mercado entre nosotros con una consciencia de calidad y de higiene, donde estén implicados los valores que propugnamos?

En esta línea Gerard nos decía que realizó un curso de manipulación de alimentos donde certifica conocer estas medidas y el arte de asegurar la no contaminación de lo que se va a ingerir. Son cursos que, al parecer, realiza la intendencia y que me imagino tendrán alguna relación con el departamento de Bromatología, encargada de inspeccionar los establecimientos de venta de comidas al público, el estado de los alimentos, entre otras cosas.

También nos habló de su afección al arte, a la música y más específicamente a la guitarra. Se trata de un instrumento tan cálido, para el que la entiende, es una herramienta de expresión suprema, vibra en la idea, llora en sentimiento, la guitarra pone sus palabras al viento y te acompaña en monólogo de la noche…cantar solo, tocando la guitarra, no es cantar solo…

Pero Gerard ha perdido este beneplácito como consecuencia de un estado aparente de desintegración que le ha costado le mástil de su electroacústica.

Algunas lecturas del blog pueden, ciertamente, darle pautas, a nuestros jóvenes, para salir victoriosos de cualquier presión, estrés, carga emotiva…y deseamos pronto , en nuestro extensivo oleaje y peregrinación, poder encontrar a algún artesano o artista, que es lo mismo, capaz de arreglar la guitarra de Gerard…pudiendo recibir a cambio su postre preferido.

Así es como imaginamos, para nuestro entorno, una vida simple y cálida, donde cada uno tiene su lugar y el que guste recluirse que lo haga sin complejo. Pero sobre todo intercomunicada con un conocimiento y reconocimiento genuino, verdadero y no inflado en la apariencia.

La sinceridad, espontaneidad y “buena onda” de este primer colaborador nos permitió establecer contacto también con otro joven que trabaja en su casa y se mostró de acuerdo con la iniciativa.

La experiencia no terminó aquí, tuvimos nuevas y provechosas entrevistas en por lo menos cuatro ocasiones más, a lo largo de este paseo breve, por el barrio, y que las relataré en la próxima publicación…hasta luego y que haya sido de provecho para todos.

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en Integracionismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s