La evolución de la conciencia psicoactiva


Ya ha pasado bastante tiempo desde que publiqué la entrada anterior en este blog del Integracionismo. No es necesario decir que han pasado muchas de esas cosas de orden cotidiano que enriquecieron la experiencia. También ha habido impactos importantes de los que ha quedado registro de conocimiento, del que se puede guardar o acumular, y otros de los que no dejan huella más que en el inconsciente, un rastro silencioso que, al parecer, resulta una condición necesaria para acceder a las soluciones del mundo.

Sintético y cortando mucho los detalles intentaré dejar clara y nítida una posición ante la vida que en realidad es un movimiento, una perspectiva dinámica y un quehacer que no tiene un comienzo ni un fin, pero que ahora es visible y tan solo por eso definible.

Ahora pugna por salir, del nido abstracto de las conclusiones hacia el viento virtual de la información, esta publicación que versa sobre la urgencia de asomar la cabeza a otras realidades más reveladoras que la experiencia diaria. Así mismo se plantea en este resumen el peligro inminente de la guerra, los causales de que esta amenaza permanezca y una forma de enfrentar y transformar, con éxito, un imaginario global manoseado por la cortedad de la conciencia encajonada, modelos culturales constituidos en base a una experiencia lineal que corre por la horizontal y por lo tanto no asciende.
Cabe señalar, además, una suerte de coincidencias que pueden ser muy bien interpretadas como “predestinadas” hacia este rumbo: Un fuerte impulso hacia un salto cualitativo en la evolución de las especies y específicamente en la conciencia humana. Se acierta entonces a ver la necesidad de una revisión y reinterpretación de la relación entre el ser humano y las sustancias psicoactivas “maestras” en torno a un norte común. Se podrá abordar también desde otro ángulo el misterioso y difícil campo de los trastornos mentales y el conocimiento de los procesos psíquicos, donde las sustancias pueden jugar un rol crucial.

Una de esas increíbles coincidencias tiene que ver con un cambio en la postura legislativa respecto al cáñamo en la sociedad en general y en particular en el país llamado la República Oriental del Uruguay, nación donde se gesta esta exposición y este trabajo que se valdrá de talleres, acercamientos teóricos y prácticos a una lectura certera de la realidad y una comprensión gradual del panorama científico de último momento.

Sintiendo, al desnudo, esa fuerza arrolladora que es la que impulsa la rueda de una evolución perceptible, la resolución de los problemas conforme se amplía el radio de entendimiento, confirman que los misterios son un olvido casi volitivo, un auto olvido implícito en la conciencia del Ser, en cuyo seno se forja la existencia.
El Ser, inmutable, no es eso que leen los ojos ni que aparece ante la percepción ordinaria, pero subyace a la apariencia multiforme y temporal…

Porque así como en el abstracto último del Ser no hay dimensiones y se colapsa el tiempo, en la realidad dinámica manifiesta de la experiencia, de la existencia, de lo que “parece haber” o lo que “parece ser” se abisma el intento de medir en el infinito y lo eterno o inconcebible. La experiencia, que a modo de poema traigo aquí a continuación, es un aroma de ese mundo en el que la matemática resbala y no avanza, con un suelo que se escapa bajo sus pies en espiral hacia el centro de alguna densa estrella de neutrones.

Quién se ha acercado al éxtasis de las flores puede bien notar cuál importante es el contexto donde se lleva a cabo la ingesta de de Dios. Yo, hace algunas lunas tuve la oportunidad de “absorber el néctar en su propia salsa” y les confirmaré esta verdad indiscutible: Si una planta es poderosa y vivificante lo es aún más cuando parte de ella se consume junto a ella, en el lugar donde creció, observándola con esa mirada que viene de ella misma.

Cada flor maciza y rebosante de miel estaba allí, contrastando con el azul del cielo en el laberíntico paisaje. Mientras, su etéreo cuerpo, me henchía el alma de metáforas y ricas comparaciones.
Cada flor, de esas que aparecen como lamparitas encendidas de conciencia, cada una de ellas trae un cuento novedoso, un movimiento de batuta original. Allí estaba el paraíso potencial, y cada esponja era una idea y prometía otras; las ideas que brotaron tomaron consciencia de las que vendrían y, en algún espacio interior de la mirada, las hojas y las flores, las ramas y el silencio tejían esta certeza: El diálogo entre el afuera y el adentro no tiene interferencia cuando éstos dejan de estar en la presencia única del amor.

The evolution of consciousness psychoactive

It’s been awhile since I posted the previous entry in this blog Integrationism. Needless to say, who have spent many of those everyday things that enriched by the experience. There have also been major impacts has been recording knowledge, which you can save or accumulate, and others that leave no trace more than the unconscious, a silent trail, apparently, is a necessary condition for access world solutions.
Synthetic cut and try to leave much detail crisp and clear position towards life that really is a movement, a dynamic perspective and a task that does not have a beginning or an end, but is now only visible and therefore definable.
Now struggling to get out of the nest abstract findings to the virtual wind forecasts, publication which addresses the urgent need to put his head more revealing than the daily experience realities. It also arises in this summary the imminent danger of war, the causes of this threat remains and a way to confront and transform successfully, a global imaginary thumbed by the shortness of the boxed consciousness constituted cultural models based on a linear experience that runs horizontally and thus not rise.
It should also be noted that a sort of matches may well be interpreted as “predestined” to this course: A strong push towards a qualitative leap in the evolution of species and specifically in human consciousness. It then fails to see the need for a revision and reinterpretation of the relationship between humans and psychoactive substances “master” around a common goal. It may also be approached from another angle the mysterious and difficult field of mental disorders and knowledge of mental processes where substances can play a crucial role.
One of those amazing coincidences has to do with a change in the legislative position on hemp in society in general and in particular in the country called the Oriental Republic of Uruguay, a nation where this exhibition is brewing and this work will use workshops theoretical and practical to an accurate reading of reality and a gradual understanding of the scientific outlook last moment approaches.
Feeling, the naked, the overwhelming force that is driving the wheel of a perceptible evolution, solving problems as the radius expands understanding, confirm that the mysteries are an almost willful neglect, a car oblivion implicit awareness of Being, within which there is forged.
Being, immutable, not that they read eyes or appearing before the ordinary perception, but behind the manifold and temporary appearance …
For as in the last abstract Being no dimensions and time collapses in reality expresses dynamic experience, of existence, of what “seems” or what “seems” attempted plunges measure in the infinite and the eternal or inconceivable. Experience, as a poem that I have here then is a flavor of that world in which mathematics slips and does not advance, with a floor that escapes under his feet spiraling toward the center of a dense neutron star.
Who has approached the ecstasy of flowers may well notice what is important is the context in which it conducts intake of God. It makes some moons had the opportunity to “absorb the nectar in their own juice” and confirm them this indisputable truth: If a plant is powerful and life-giving even more so as it is consumed by her, where-grew, watching her with that look that comes from herself.
Each solid and full blossom honey was there, contrasting with the blue sky in the labyrinthine landscape. Meanwhile, his etheric body, the soul of me swelled rich metaphors and comparisons.
Each flower, the kind that appear as lighted lamps of consciousness, each one brings a new story, a moving original baton. There was the potential paradise, and each sponge was an idea and promised other; the ideas of consciousness sprouted took to come and at some interior look, leaves and flowers, branches and silence wove this certainty: The dialogue between the outside and the inside does not have interference when they leave only be in the presence of love.

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en conciencia planetaria, Integracionismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s