Guerra Mundial 2013


Imperialismo descarado

Estamos viviendo momentos críticos y, queramos o no, el conflicto nos involucra a todos por el carácter general de este problema localizado geográficamente en Siria, entre Israel, el Mar Mediterráneo, Iraq puede tener repercusiones planetarias debido a las características del problema cuya raíz es la cruel guerra por el poder y los recursos. No es un tema de naciones, sí de empresas, los gobiernos como el de los EE. UU. son gobiernos que se definen como defensores de las grandes empresas estén dónde estén, empresas como la empresa de la guerra. Recordemos que los modelos empresariales son copia de los modelos militares en su metodología, psicología y formas de enfrentar a la competencia. No asombraría a nadie descubrir la fusión del sistema capitalista con los intereses de las empresas y de los mandos militares donde empresa y guerra conviven, para mantener, en la ignorancia de una fantasía de gobiernos democráticos, una tiranía destructiva que, afortunadamente, eliminará antes que a la humanidad su propia realidad, fagocitándose, automutilándose, porque “la ley del más fuerte” no existe, es una lectura errática, que no acierta a saber lo que más conviene siempre al sistema y al supuesto “cada uno”.

Rodeada de envidiosos enemigos, la joya siria, una nación fuerte, se encuentra jaqueada por la repentina expansión de un grupo rebelde que, de la noche a la mañana es un ejército de mercenarios pagados por EE.UU. y por estos insuficientes aliados del EE.UU., no del pueblo, de su gobierno fascista y millonario, como lo es este individuo que anda pactando y promocionando la guerra, con pretextos que ya todos consideramos “ridículos”, creando focos de rebeldes donde no los había, incrementando fuerzas de soldados pagados, expertos en la guerrilla y, antes que todo esto, generando un escenario que sirviera de excusa para volver a pasar por encima las resoluciones de la ONU, desatendiendo gravemente, igual que en el caso de la guerra contra Iraq, el consenso internacional.

¿Cuántos niños han muerto ya en Iraq, durante y después que fueran arrasados por las fuerzas multinacionales (EE. UU. y sus aliados), luego cuando éstas tomaron el poder, cuánto ha crecido la pobreza, cuántos ya no tienen más expectativas que la muerte? Esto no sólo pasó en Iraq, también en Libia, cuando asesinaron a Gadafi y pusieron un gobierno títere en su lugar, obviamente alineado en la política económica de EE. UU, cosa que en Siria no se contempla. Estamos a asistiendo a una agenda planificada, ya usada en otros sitios y repetitiva, como acciones clonadas que una vez que dieron su resultado se convierten en acciones nuevamente utilizadas y tratadas de la misma forma.

Turquía, vecino y enemigo de Siria, lo aprisiona por un lado. Los turcos creen que Siria es turca mientras que los sirios piensan exactamente lo contrario, que Turquía es siria y, desde la separación de estos territorios antes unidos en grandes imperios como el Imperio turco, el persa o, antes aun, el Babilónico. En todo el borde que limita con Iraq tiene el peligro muy cerca, ya que ahora eso es suelo estadounidense. Por Turquía y por Iraq entonces podría haber rutas para aprovisionar a los 70 mil rebeldes que ya están tomando el control y terminarán asesinando a Assad.

Frente al Mar Mediterráneo, en territorio sirio, está la base naval rusa, que parece ahora ajena al problema, pero que tiene cierta relevancia en todo este asunto, Putin, al parecer, no tolerará un ataque contra su país aliado en Oriente Medio, aunque ha tenido conversaciones con Obama que podrían sugerir un pacto entre ellos, cosa que no me parece posible, ya que sin Rusia, las cosas se le harían demasiado fáciles a los futuros invasores. Tampoco Alemania, China, ni los países de la ONU han aprobado el ataque que Obama planea dar a Siria con la excusa de las muertes de civiles con armas químicas, en la que murieron cerca de 1400 personas envenenadas con gas nervioso; Obama dice que fue el gobierno sirio pero existen sospechas de que fueron los propios rebeldes quienes usaron este tipo de armas para acelerar la intervención de los Estados Unidos. Este discurso ya está trillado, pero ni siquiera les interesa perder tiempo en nuevos engaños; se trata de un imperialismo descarado.

Me pregunto si aportarán pruebas de las acusaciones a Assad o dejarán todo en aguas de borrajas como lo de las Armas de Destrucción Masiva de Sadam Jusein.

También me pregunto desde cuando piensan en los niños sirios, desde cuándo defiende la democracia esos tipos de la raza CIA, los que como Kisinnger, jamás pensaron en la vida de los niños, menos aun de los pobres, responsables de las dictaduras en América Latina, donde aun siguen juntando huérfanos y buscando desaparecidos entre las piedras.

Por otro lado vemos que la religión es, en muchos de estos países musulmanes, muy exigente y hasta machista, se respira un tiempo añejo en las comunidades religiosas, seguidores del Corán al pié de la letra, las iglesias ortodoxas, de la misma forma que en las comunidades judías, volver a eso sería terrible; imaginar que ese fervor religioso contamine a los demás, sería muy nefasto. Por eso pienso que habría que ventilar el aire del mundo musulmán, propiciar una revolución cultural, con educación, con paz, pero jamás con guerra y menos hacer todo este simulacro para arrebatarle, al país árabe, sus divisas, su petróleo, su energía, su vida.

¿Qué negociados prevé la empresa de la guerra allí? ¿Los intereses del petróleo? ¿Qué van a ganar las empresa de construcción en la “reconstrucción” de Siria, de un Damasco bombardeado e irrecuperable?

Sede de la primeras manifestaciones de la inteligencia humana, de la eclosión de las primeras civilizaciones, en Sumer, todos esos territorios, lo que hoy es Iraq, Siria, Turquía, fueron cuna de esta formas primitivas de estados.

Por otra parte Siria es también un museo mundial, que si es bombardeado, sería como otro incendio en la Biblioteca de Alejandría.

Por eso es posible que haya reacciones muy ásperas. Podrá haber intervenciones militares en favor de Siria y para expulsar a estos falsos rebeldes, mercenarios venidos “Dios sabe de dónde” pagados por los enemigos de la personalidad del gobierno sirio, capaz de decirle no, al sistema mundial y de no traicionar los ideales del panarabismo, un pensamiento que persigue que esta parte del mundo se una, formando un bloque muy fuerte, iniciativas que los de inteligencia estadounidense fueron desactivando y frustrando, demorando y entorpeciendo, pues el solo hecho de ver unido al mundo árabe le da dolor de cabeza a los líderes del bloque occidental.

Las continuas injusticias nacidas en la desigualdad, el histórico y patológico mesianismo de unos y otros, las acciones desesperadas que produce la caída estrepitosa del capitalismo, el delicado contexto del Medio Oriente, bien puede ser el clima que una Tercera Guerra necesita para detonar nuestra realidad.

Siria, puede que no solo tu desaparezcas, Siria, puede que desparezcamos todos.

No he terminado aun. Saludos

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en conciencia planetaria, Integracionismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s