Conciencia Latinoamericana


Crisis energética

Las otras alternativas

¿Por qué preocuparnos sobre el tema energético mundial?

Empezaremos nuestra investigación dando por hecho que vivimos una de las peores crisis de la historia del hombre: La crisis energética y las consecuencias de una civilización en torno al petróleo.

La amenaza se extiende en tanto se hace notar la carencia del combustible fósil en la producción: Ha subido el costo de los comestibles, del transporte de las mercaderías, esto hace ascender también el precio de las propiedades mientras empieza a notarse la dificultad de satisfacer las primeras necesidades de la población.

Por otro lado se puede contemplar el otro lado oscuro del sistema petróleocrático:

Existe una élite de “Caballeros negros”, por no decir una mafia, de seres egoístas, accionistas mayoritarios del sistema fósil, con pretensiones de “jueces del mundo” que han diezmado toda posibilidad de competencia de otras energías alternativas y que son, en efecto, verdugos de toda esperanza.

Tenemos un ejemplo en la conocida serie “¿Quién mató al auto eléctrico?”. Vemos que toda forma de sustituir al petróleo se ha encontrado con obstáculos burocráticos de todo tipo y de toda suerte de medidas cercenadoras, resistentes al cambio, donde se sacrificaban, en pos de intereses innobles y personales, “generación de energía” con tecnologías innovadoras, muy evolucionadas.

Hoy, luego de haber fertilizado un mundo petrodependiente, la propia ala de poder, los dueños de la especulación en el tema petróleos y derivados, que junto con el negocio de la guerra son los más lucrativos del mundo, están sintiendo el “olor” a peligro: La consecuencia en la crisis de alimentos que se avecina.

¿Cae el sistema ante una crisis energética como la que se avecina?

Todo se mueve a petróleo aquí, sin contar con la industria de los plásticos, debemos recordar que la mayor parte de solventes, aditivos, pinturas, etc. son también derivados del petróleo.

Pero, aunque veamos que en nuestras casas lo que más se consume es energía eléctrica, en la propia producción de la energía que corre por cables hay involucrada cierta cantidad de energía fósil invertida, como por ejemplo el funcionamiento de motores, vehículos y limpieza del sistema sea este hidroeléctrico o nuclear.

El impacto de este agotamiento es consecuencia de no haber optado desde el principio por la exploración y aprovechamiento de energías renovables como la georotacional (marea de los mares), la solar o la que aprovecha el viento o la fuerza de los ríos.

No es lo único malo del petróleo, su agotamiento y consecuencias y esta oligarquía empresarial, sino que además, todos lo sabemos, se trata de un recurso energético altamente contaminante. Contamina al extraerlo, al transportarlo y al usarlo.

Pero… ¿Existen otras alternativas?

Lo que no podemos permitir

Lo que me parece impensable, y esto porque lo leí en el periódico local:
¡¡¡Que en Uruguay, nuestro corazoncito, se esté evaluando instalar una Central nuclear!!!

Vulnerar así los intereses de nuestra gente, exponer a ese peligro contaminante a la población y formar parte del grupo “exterminadores del planeta” sin intentar otras vías alternativas sería como decir que nos estamos suicidando por orden del poder empresarial, que nos pide disponer de energía para alimentar sus factorías en nuestro suelo.

Sería como desandar 300 años. Importar la chatarra peligrosa y productora de desechos, el temor a una segunda Chernobil, no es posible que el pueblo permita semejante humillación: ¿Herederos de la basura del siglo pasado? ¡¡Jamás!!!

Ya se percibe un corrimiento de esta nefasta tecnología nuclear hacia los países del Tercer Mundo, del segundo, en fin, hasta las empiezan a circular armas atómicas por manos de carteles que pueden comprarla en el mercado negro después del desmantelamiento de la URSS y…
¿Dónde creen que van los modelos ya viejos?

A las mafias de acá y de allá, a alimentar las guerras intestinas, para que se maten hermanos contra hermanos, para que se asfixien entre sí: Ese es el lema comercial, un lema de guerra:

Divídelos, y vencerás, engáñalos, mantenlos entretenidos, que no piensen, que no se unas ni reúnan, que pasen ocupados en una fábrica o algo así.

Créales un universo artificial donde vivan en un círculo vicioso desinformándolos con verdades a medias:

The Show the Truman. Somos un Truman multiplicado en el colectivo alienado y conquistado por el sistema de unos pocos desde “adentro”. Nos han conquistado desde la psicología colectiva y las banderas del consumismo se han clavado en nuestro ser más intimo comprometiéndonos en nuestra propia esclavitud.

Ahora que nos han dividido, chupado la sangre, agobiado económicamente con una balanza comercial funesta durante décadas, ahora que estamos comenzando a ver mediante las lupas de ala humanista e izquierdista, proliferan las ultraderechas en Europa, hay asomos de anticultura en el anacronismo religioso de algunas poblaciones aculturadas y se utilizan los medios para la regresión al siglo XVI.

Una especie de Restauración violenta está siendo impulsada por los hacedores del caos, por los Caballeros negros, entre los que se presume estarían los Bush, los Hitler, los Obama, los “nobles de la Iglesia y el Papa”, alguno de la familia real de Inglaterra, los Rockefeller y los magnates del planeta no arrepentidos, los que siguen callando y proponiendo este sistema de muerte.

Defendamos nuestra posición

Himno a nuestra América Latina, por los grandes panamericanistas Bolívar y San Martín y Artigas
Nada de centrales aquí. Nada de consumir ningún estiércol que nos tiren desde el norte. Queremos tener una América Latina que sea una gran granja ecológica, un pulmón del mundo.

¡Brasil, vamos a recuperar el Amazonas de manos de sus taladores! Venezuela, hagamos de tu poder energético un semillero de energías renovables, gracias a la reserva de tu suelo y el del boliviano, nos da el tiempo para inventar el combustible del mañana.

Chile, demos paso a Bolivia, nuestro hermano, démosle paso al mar que la tierra es de todos y ese paso le pertenece a todo americano que pase hacia al mar.

Nací en Chile y el pedazo de Chile que me toca lo comparto con un boliviano para acercarlo al Pacífico, sí señor, que otro chileno haga lo mismo y así todos seamos Bolivia, Uruguay, Chile y Perú, Venezuela y Ecuador, Brasil, y Argentina amados, México y que ninguno del cinturón del centro se sienta otro que no el mismo suelo rico y maravillosos y una cultura propia nacida de la inteligencia viva.

Nuestra tierra, la América Latina, será el Edén del mañana. Nadie venga a comprometer ese futuro pronosticado en todas las culturas. La Gran América del Sur, la América Azteca, la sangre de mil naciones, propicia mezcla que contiene los secretos de la inteligencia viva, de los desenmarañadotes del “secreto”.

¡Integrémonos como una sola patria! Tomemos nuestras riquezas, nuestro alimento, nuestro granero, nuestro pan: Somos ricos. Lo tenemos todo aquí.

Lo haremos con líderes como Correa y sus interesantes propuestas.
Unámonos a “hacernos valer”, vamos a olvidar las rencillas entre hermanos, vamos a visualizar al poder que nos separa, a los compromisos con el “préstamo internacional”, un sistema que no nos favorece y que no tiene el beneplácito del pueblo.

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en conciencia planetaria, Integracionismo, Sociales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s