Diálogos de la Academia


Diálogos de la Academia

Conversaciones en el ámbito integracionista

Pláticas sobre la sabiduría de la ignorancia

El que pregunta:
– ¿Debería empezar por saber quién soy?

El que contesta:
– Recuerda que íntimamente, lo sabes todo.

El que pregunta:
-¿Cómo puedo saberlo todo y no darme cuenta?

El que contesta:
– Por estar también en la sensación de vivir se deja de saber, en acto,
lo que se sabe en potencia.

El que pregunta:
¿El acto es el presente y la potencia lo que podrá ser o podría ser?

El que contesta:
– Pero el UNO está más allá de acto y potencia que sugirió Aristóteles.

El que pregunta:
– ¿El Uno? ¿Dios? ¿El increado?

El que contesta:
– El que llega al extremo del conocimiento cuando se ignora.

El que pregunta:
– Pero… ¿Cómo se conjuga Dios con la ignorancia?

El que contesta:
– Es más difícil sentir que no se sabe, es decir, tener la sensación de ignorancia, que saberlo todo
porque de hecho es evidente que el Uno es el Uno, el único y pleniconsciente Ser Universal.

El que pregunta:
– ¿Entonces el problema no es ignorar sino que ignoramos la función de la ignorancia?

El que contesta:
– Exacto. No es que sea un problema
universal, es que a los que nos gusta saber cómo son las cosas
se nos hace un problema no saber ese pequeño detalle que lo cambia todo.

El que pregunta:
– ¿Qué nos hace infelices a los buscadores de pautas?

El que contesta:
– No saber que, por defecto (se dice que si uno no cambia la opción el programa elegirá la opción más amplia por defecto), el programa lo sabe todo y es el filtrado el que deja ciertas clases afuera. ¿Quieres un ejemplo de lo que digo?

El que pregunta:
-Sí, por favor.

El que contesta:
– Si las opciones de una página
son de búsqueda de personas:
amigos, trabajo, encuentros ocasionales, matrimonio y no filtras (seleccionando algunas de ellas) te aparecerán todas las opciones activadas ya por defecto, por no filtrar ¿Se entiende?

El que pregunta:
– Más o menos. ¿Por qué el estado de ignorancia del hombre?

El que contesta:
– Cuando queremos restringir la búsqueda de amigos o de lo que sea, y en el ejemplo anterior, anularíamos “matrimonio” y “encuentros ocasionales” dejando “trabajo” y “amistad” restringiendo el área de conciencia de SER universal.

El que pregunta:
– ¿Otro ejemplo?

El que contesta:
– Sí, supongamos que eres un rey muy sabio, tienes un hechicero que te ayuda a gobernar…

El que pregunta:
– Ajá. Me gusta

El que contesta:
– Gobiernas todo el mundo, todo el universo, si quieres…pero comprendes que para poder gobernar con toda justicia debes saber lo que piensan y sienten tus súbditos.

El que pregunta:
– Sí, así podrá ser objetivo, podrá ser justo.

El que contesta:
– Para eso, le pide a su hechicero que lo vaya convirtiendo en cada uno de los gobernados, uno cada día, cuando el rey es convertido en mendigo debe olvidar que es rey para saber lo que es sentirse así de desamparado.

El que pregunta:
– ¡¡Claro!!

El que contesta:
– Ese conocimiento solo se adquiere mediante determinadas cotas de ignorancia… pero, aparejado a la ignorancia hay un conocimiento sublime.

El que pregunta:
– ¡Qué notable!

El que contesta:
– Sólo que Dios no necesita tiempo así que lo sabe en simultáneo, ES sabio y cree ser ignorante al mismo tiempo.

El que pregunta:
-¿En la conciencia plena y parcial de sí?

El que contesta:
-Exacto. Dios o el Ser está, en simultáneo, en ambos lados es plenamente conciente, de fondo y, al mismo tiempo, como una propiedad de su elástica conciencia, puede ignorarlo casi todo.

El que pregunta:
– ¿Qué observa esta conciencia parcial?

El que contesta:
– Como la consciencia es de por sí ordenadora de pistas,
aunque tenga muchos vacíos,
arma modelos de realidad
y su dinamismo le hace recorrer todo el programa con una sensación de suma, el mundo observable en evolución constante.

 

 

 

 

 

 

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en daniel stack, diálogos esclarecedores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s