El vacío.Parte 4


Articulos anterioriores:

El vacío. Parte 1

El vacío. Parte 2

El vacío.Parte 3

¿De dónde viene esta fuerza de orden dentro del caos informático?

Probablemente esto sea como preguntarse porque el agua moja. No hay un porque si no que el Ser universal, en última instancia, tiene determinadas propiedades pero nunca determinados propósitos.

Pero como puede pensarse, al decir de Descartes, en un ser perfecto, capaz de saber sin leer, sin tiempo, todo lo que hay, el ser omni-consciente, el que lo sabe todo…omni-presente, el que está presente en todo…

…el Ser en la Conciencia Plena de sí mismo…

Como eso ya es pensable, es también posible y ya es.

“Si puedo pensar en un ser perfecto es que este ser perfecto existe sino yo no podría pensar en él”

René Descartes

Puede considerarse que si hay un problema planteado, con una solución posible, es que la solución ya ha sido encontrada; así también, el problema existencial que demanda saber qué y cómo es el universo, en última instancia, está ya explicado. El Ser se Sabe.

En efecto, la información no ocupa lugar ni tiempo, por lo que se comprende que está en un orden mayor que el espacio-tiempo. Estar en un orden mayor en estas latitudes del análisis significa que son nociones que contienen a las categorías menores o anteriores, las incrementan en su visión, las pulen, las transforman y las trascienden.

Es decir, que la conciencia contiene en sus “entrañas” al espacio-tiempo: simplemente lo inventa para ordenar los que ve como lleno.

La evolución de modelos explicativos de “lo que es todo lo que aparece ante los sentidos” no es un trabajo de la conciencia humana en exclusividad, igual que el propio ser humano como resultado de la evolución de las especies, también los paradigmas son fruto de esta larga y “aparente” evolución (aparente porque el tiempo es virtual, es sensación), la interfaz que muestran los sentidos.

Los sentidos muestran un “estado de cuentas” de un resumen de las conclusiones instintivas, del ser biológico en su evolución hasta el momento.

Una impresión con tinta de colores y animación en 3D de lo que se viene definiendo como lo que hay y lo que no hay, estructura de vacío y llenos conceptuales.

Es la conclusión parcial, experimental del paseo del ser sobre el ser, el Ser auto-ignorando llega al conocer, a la vida existencial, inventa el tiempo en la recuperación de datos, las fluctuaciones ocurren en la conciencia que “el planeta” tiene de su naturaleza última, la del Ser Único que dispone de una gama infinita de estados de conciencia en la auto reflexión, propiedad llamada aquí conciencia del Ser.

De ahora en más no hablaremos del espacio como algo separado del tiempo ya que un nuevo “ser”, a-dimensional,  los absorbe en un campo más rico y quizá el último de los modelos necesarios para describir, con coherencia, todo lo que hay, todo lo que posiblemente haya y todo lo que por necesidad debe haber.

¿Qué había dentro del huevo cósmico antes de explotar?

Los científicos explican que fallarían allí todas las leyes de la física. Es lo que se conoce como una “singularidad” y no se puede saber nada al respecto.

Solo se sabe que sin ocupar espaciotiempo, en el tamaño de un protón, estaría condensada toda la masa y la energía del universo.

En ese denso sin “desenrollar aun”, estarían también los acontecimientos futuros, todo lo que ha pasado hasta el presente y lo que pase en el futuro también, detalle a detalle, estaría allí todo comprimido, la materia y el espacio estarían “apretados” por la prensa gravitacional y por la Unidad última.

Se desprenderían de estas condiciones primitivas del universo todas las cosas, los pensamientos, las flores, los gestos, los olores, las risas y llantos, la Novena de Beethoven, la pulga que salta al lomo de un perro galgo en el siglo XIX cerca del Mediterráneo y…este documento, el que lo lee ahora y también lo que está pensando ahora respecto a esto mismo, todo…  estaría presente en ese cúmulo de gravedad infinita, sin tiempo; de allí se dispersó la fuerza mágica e indescriptible en la llamada “primera explosión”.

¿Por qué explotó?

Luego de investigar durante años sobre las investigaciones de otros que también invirtieron años en esta cuestión de la verdad o mentira de la materia me atrevería a decir que esta cuestión del principio y fin del universo, del Big Bang y del Big Crunch o gran crujido de la implosión, pertenece al universo de Hawking.

Cuando sé que esa explicación conduce a otra pregunta más honda me niego repetir: “No sé por qué está el universo pese a entender bastante bien como se comporta”. Aprender las matemáticas para determinar la probabilidad de encontrar un ente que puede ser considerado onda, en determinadas mediciones, y partícula material, en otras, y las dos cosas al mismo tiempo…no me termina de llenar como repuesta a las preguntas universales.

¿Por qué no antes o después?

La historia del universo físico palpable y de la energía manifiesta en su “cuerpo completo” nos llevaría, por el recorrido inverso, hacia el “principio” del universo visible, el que llamamos nuestro espaciotemporal universo, la primera y gran explosión universal que genera el espacio y el tiempo.

Pero desde la perspectiva de la conciencia, la materia es una interpretación de una información en el denso del Ser, esto sería la propiedad de autoconciencia del Ser.  Propiedad del Ser es saberse y conocerse, solo que para conocerse no tiene que saberse.

El vacío de datos, el vacío intelectual, el vacío a la hora de entender una información…

El vacío… ¿No es acaso el ladrillo fundamental de la existencia?

Ignorarse es entonces un conocimiento de tipo sensorial, la explicación de la diversidad manifiesta, gestor de la heterogeneidad de la vida, de los espacios vacios y las inconclusiones, de las sorpresas, del suspenso…los vacíos de “saber lo que se es” dan como resultado la riqueza de lo que “Parece ser” y de lo que “Parece no ser” o parece no haber: los vacíos sensoriales cada vez más palpables.

Vemos así que hay un conocimiento insospechado en la ignorancia, un aprovechamiento del vacío y que la inversión de lo esencial por lo invisible es el camino porque…

… la inmediatez de los sentidos es la herramienta del juego a secas y el conocimiento de los trucos, del programa que lo comanda en los lenguajes del analista, son herramientas que proporcionan un caudal de conocimientos, una dimensión extra al consenso colectivo de la realidad sensible como verdad verdadera.

Acerca de INTEGRACIONISMO

Trabajo en mi pasión, la búsqueda de soluciones y de respuestas. Cuando estas preocupaciones son profundas. Las llamamos metafísica. Cuando hay que inventar una solución práctica, me gusta la ciencia
Esta entrada fue publicada en Ciencia avanzada, investigación cienctífica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El vacío.Parte 4

  1. elizabeth dijo:

    me encanto esta buenisimo todo

    • danielstack dijo:

      Gracias Eli, siempre admiramos tu amor a la sabiduría y estamos esperando que vuelvas. Besos a tus niñas y no olvides que se acerca Julio, fecha en que nos ponemos a prueba. Muchos besos

  2. Pingback: El vacío. Parte 3 « Integracionismo Daniel Stack

  3. genial…de boca abierta quedo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s